93 886 65 29 info@cfmgrup.com

¿Por qué debemos de cumplir con el  R.G.P.D?

La Ley Orgánica 15/1999, de 13 de Diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal (L.O.P.D.) , es una Ley  de obligado cumplimiento, y su  objetivo es garantizar el derecho que todo ciudadano tiene sobre la privacidad de sus datos personales, así como el buen uso que de los mismos se hace. Por ello, todas las empresas públicas y privadas, ya sean físicas (autónomos) o jurídicas (sociedades), asociaciones, clubs, comunidades de vecinos, etc.  que traten datos de personas físicas (carácter personal)  en su ámbito, tiene la obligación de cumplir con la misma. Un simple contacto de una persona física con nombre, apellidos y teléfono obliga a la organización o empresa a cumplir con una serie de requisitos recogidos en dicha ley. El nivel de exigencia en cuanto al cumplimiento de la Ley es el mismo para todas las empresas, sin que se establezcan criterios distintos dependiendo de si es una gran empresa o una microempresa y establece un marco general que debe ser cumplido por todos.

La Ley Orgánica de Protección de Datos (L.O.P.D.)  y su actualización según el REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 27 de abril de 2016 (Entrada en vigor 25 de Mayo del 2016, aplicación a partir de Mayo del 2018), tiene como objetivo proteger el derecho a la intimidad y privacidad de las personas frente a vulneraciones que puedan producirse por un tráfico ilícito y lesivo de sus datos.

En este periodo transitorio y aun cuando siguen vigentes las disposiciones de la Directiva 95/46 y las correspondientes normas nacionales de desarrollo, los responsables y encargados de tratamiento deben ir preparando y adoptando las medidas necesarias para estar en condiciones de cumplir con las previsiones del RGPD en el momento en que sea de aplicación.

Es importante para las empresas ,autónomos , organizaciones, etc. tener una solución implementada no sólo para evitar sanciones (que pueden venir de inspecciones de oficio o de posibles denuncias de personas físicas que sientan vulnerados sus derechos), sino también para aumentar su productividad, simplemente mejorando su imagen de calidad, seriedad y garantía de protección ante sus clientes y los datos custodiados.

La adaptación a la normativa sobre protección de datos es una labor que exige una monitorización y seguimiento constantes. Por ello el esfuerzo por parte del responsable del  tratamiento ha de ser decidido y continuado.

Los datos de clientes, empleados, proveedores, usuarios web, así como las imágenes captadas por sistemas de videovigilancia, etc. son considerados de acuerdo a la presente Ley como datos de carácter personal, siendo habitualmente utilizados y registrados por cualquier organización. El R.G.P.D  obliga a garantizar el buen uso y seguridad de dichos datos por las empresas u organizaciones.

Algunas de las razones por las que debemos de cumplir con el RGPD:

  • Primordialmente, porque es una Ley de obligado cumplimiento.
  • Debe de garantizar y poder demostrar que los tratamientos de datos son conforme con el Reglamento.
  • Para evitar sanciones, una mala reputación o una imagen negativa y sus graves consecuencias.
  • Por proteger a los clientes, proveedores, etc. y sus datos personales ofreciéndoles una mayor garantía y calidad.
  • Proporcionar una diferenciación con algunos competidores contribuyendo en la fidelización de los clientes.
  • Mejorar las gestiones administrativas y  de gestión habituales  como futuras.
  • Porque los clientes son conscientes de sus derechos y pueden ejercitarlos en cualquier momento.
  • Por una denuncia de la competencia, cliente insatisfecho o empleados malintencionados.
  • Además protegerá su base de datos frente las malas artes por parte de terceros.

 

Ante este marco normativo CFM GRUP le ofrece sus servicios de consultoria en materia de protección de datos, los que incluyen una adaptación integral de todas las áreas de la empresa:

 

Si lo considera de su interés puede contactar con nosotros sin compromiso para cualquier información.