93 886 65 29 info@cfmgrup.com

VIDEOVIGILANCIA

La captación y/o la grabación de imágenes de personas identificadas, o identificables, con fines de vigilancia mediante cámaras, videocámaras o cualquier otro medio técnico análogo, constituye un tratamiento de datos personales sometido a la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD).

Es un hecho que en los últimos años, el uso de la videovigilancia es más frecuente en las empresas, comunidades de propietarios, establecimientos públicos, aparcamientos, etc.

Tanto para la finalidad de vigilar los accesos, de garantizar la seguridad de las instalaciones o de controlar los empleados, cada vez son  más precisas,  pero generan en muchas ocasiones  inquietudes en las personas que pueden ser  captadas/grabadas sus imágenes (afectados).

La vulneración de las normas de protección de datos que hacen referencia a la videovigilancia conllevan a denuncias de los afectados, y esto puede ser  procedente  ha  ser  sancionado por parte de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD),  sanciones que pueden oscilar entre los 600€ y los 60.000€, dependiendo de la infracción cometida y de la existencia de reincidencia del incumplimiento normativo.

Las disposiciones legales  considera admisible la instalación de cámaras o videocámaras cuando la finalidad de vigilancia no pueda obtenerse mediante otros medios que, sin exigir esfuerzos desproporcionados, resulten menos intrusivos para la intimidad de las personas y para su derecho a la protección de datos de carácter personal. Por lo que, deben de ser  ponderar las necesidades de seguridad, los costes y la posibilidad de utilizar otros recursos de vigilancia, pero si finalmente se opta por la videovigilancia, se deberán tener en cuenta las obligaciones legales establecidas:

  • Siempre que exista grabación de imágenes y se mantenga el registro (como máximo en un plazo de un mes)  se considerara un fichero de datos personales,  por lo que debemos crear un fichero de videovigilancia y notificarlo ante la AEPD para la inscripción en su Registro General.
  • Todas las instalaciones deberá respetar el principio de proporcionalidad, (prevenir interferencias injustificadas en los derechos y libertades fundamentales). Las cámaras no deben ir más allá de las instalaciones a proteger o vigilar, sin filmar zonas públicas salvo que resulte imprescindible y justificable.
  • El responsable debe informar del uso de las video cámaras mediante distintivos informativos, y estos deben de estar visibles tanto en  zonas externas como internas, además  debe de poner  a disposición de los afectados la información sobre sus derechos y la identidad del responsable del  tratamiento ante el que ha de ejercerlos.
  • El responsable deberá adoptar las medidas de índole técnica y organizativas necesarias que garanticen la seguridad de los datos y evitar su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado. (Seguridad y secreto).
  • En caso de subcontratar la videovigilancia a una empresa de seguridad externa, debe  asegurarse de que  la misma este legalmente autorizada para realizar tal actividad, en todo caso debemos tener en cuenta que, por el  acceso a los datos de carácter personal  la empresa de seguridad  será considerada encargado del tratamiento, con el que deberá formalizar y aplicar todo las disposiciones exigidas en la normativa de protección de datos vigente.

 

Adaptación a la videovigilancia

  • Evaluación del cumplimiento de la Ley Orgánica 15/1999 y el RD 1720/2007 sobre el sistema de videovigilancia existente, se incluye valoración e  introducción al Reglamento UE 2016/679, de 27 de abril de 2016 respecto a los aspectos procedentes.
  • Inscripción de fichero de videovigilancia en AEPD, salvo otras disposiciones normativas.
  • Manual del Responsable del  Tratamiento  y Manual de Usuario
  • Anexo al Documento de Seguridad (Documento videovigilancia).
  • Redacción de cláusulas relativas al ejercicio de los afectados, incluido distintivo informativo.
  • Redacción de contratos con Encargados del Tratamiento.
  • Asesoramiento, atención de consultas y apoyo al responsable del tratamiento.

Mantenimiento a la videovigilancia

  • Asesoramiento, atención de consultas y apoyo al responsable del tratamiento a través del correo electrónico o telefónicamente.
  • Redacción de nuevas clausulas y nuevos contratos de terceros (encargados de tratamiento). Sustitución del distintivo informativo en el caso de ser necesario.
  • Manuales Informativos para nuevos Usuarios, o bien actualización de los existentes en los casos de cambios relevantes.
  • Actualización del anexo al Documento de Seguridad.
  • Actualizaciones sobre la adaptación según novedades legislativas y dictámenes de la AEPD y/u órgano de control.
  • Asesoramiento jurídico.
Si lo considera de su interés puede contactar con nosotros sin compromiso para cualquier información.